viernes, 31 de octubre de 2014

Parece una, pero son dos




El enigma de hoy es arquitectónico. La pista para descubrir dónde nos encontramos está en el título: parece una, pero son dos. 






Una pista más: su autor fue, además de arquitecto, escultor y pintor.
¿Ya sabéis de qué se trata? Mañana, la respuesta.

***
 

Sí, es la cúpula del Duomo de Florencia, Santa Maria dei Fiori. Cuando Filippo Brunelleschi aceptó el encargo, en 1418, la cúpula, iniciada por el arquitecto Arnolfo di Cambio, ya llegaba al tambor. La forma de este, octogonal, obligó a Brunelleschi a utilizar una solución gótica, nervada. Para realizarla, se inspiró en el Panteón de Roma y en las cúpulas bizantinas, aunque su planteamiento era muy distinto.


La gran novedad fue el empleo de un doble cascarón, es decir, dos cúpulas superpuestas, una interior semiesférica y otra exterior, apuntada. Ambas son extraordinariamente ligeras, ya que se trata de una cúpula hueca, y se reparten los empujes.


Durante mucho tiempo se ha afirmado que, para resistir el empuje hacia el exterior, Brunelleschi encadenó toda la cúpula, enterrando en su grosor una serie de vigas de madera unidas entre sí por bandas de hierro. Hace tres años, el arquitecto italiano Massimo Ricci desveló que la clave estaba en la diferente disposición de los ladrillos vistos y los de la bóveda interna, que es la que sustenta el peso.

Así que, desde fuera, parece una sola cúpula, pero, en realidad, son dos.


10 comentarios:

  1. No tengo ni idea. ¿Esas escaleras suben o bajan? Se ve una ventana, pero podría ser el tragaluz de un sótano. ¿Podría ser un castillo?

    ResponderEliminar
  2. ¡¡¡¡Ummm, ni idea!!!! a mi no me va a quedar más remedio que esperar al sábado

    ResponderEliminar
  3. Lo iba a deciiiiiiiiiiir, palabrita del niño jesus, pero por prudente...
    jijiji esas escaleras me despistaron

    ResponderEliminar
  4. Nada, nada, preparaos, que el enigma del próximo viernes será doble: de cine y pintura. Ah, y en la entrada de mañana construiremos castillos en el aire (o castillos en España, como dicen en otros países).

    ResponderEliminar
  5. Pues yo ni sabía de esa cúpula, pero es una idea genial, que a mi ni se me habría ocurrido, y que demuestra porqué algunas personas son como son y el resto somos normalitos.
    Esperaré a los castillos, que me ha recordado a Alberto Cortez.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A nosotras nos ponen a construir cúpulas y... desastre garantizado. Nada, que no hemos nacido para eso.

      Eliminar
  6. Very interesting!!! recuerdo perfectamente estar un atardecer frente a Santa Maria dei Fiori.... y pará de contar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ah, no, nada de "pará de contar". Cuenta, cuenta...

      Eliminar