martes, 25 de julio de 2017

De la curva a la imagen, por Emerencia Alabarce y José Baena





Cerilla

Hoy me he propuesto destilar imágenes. Voy a mezclar las esencias más luminosas para que te huelan a colores; quiero descubrirte la magia de las formas y las texturas que he fijado con mis ojos para dejarlas impresas en este espacio. Y además, procuraré que sean mágicas. Podrás sentir su olor, sí, porque las fotos huelen ¿no lo sabías? Huelen como las flores de las calas recién abiertas, uhm…como las varitas de incienso abrazadas a la cerilla, y ese fósforo crispando, chisporroteando… Ese humo que sale y que se mezcla en segundos, minutos; tiempos que son formas, tiempos que son imágenes... “Abradacadabra”, “Hocus Pocus” (Hoc est corpus meum) En ellas se encierran mis emociones que pasarán a ser las tuyas cuando quieras y así lo desees.Cuando prenda esa magia en la imagen, dejará ver lo que fue y no es ahora. La magia del ojo que todo lo ve y lo sabe, el que te engaña con la sonrisa puesta, el ojo que selecciona y te deja solo, sola, para que hables y escuches por las esquinas de los poetas.


Chimenea

La imagen tiene una historia que contar. Comienza en una onda que se percibe y se encuadra. Es chimenea. Es como la semilla de nuez; está en un interior vacío y arrugado para luego sacar esa voluminosa forma, la del tallo, la de raíz y la de la hoja. Cada fotograma de humo es como capullo de amapola cerrado, verde y peloso que se va transformando en una suave y sedosa textura roja. Nada es lo que fue y lo que ahora parece, pero es su germen, es el esbozo que da un principio, es el capricho del ojo que todo lo ve. Porque las formas no permanecen, cambian; son realidades innegables aristotélicas y no son apreciaciones vagas.




Los sonidos en la imagen también se pueden escuchar, su oír es hueco al principio pero siempre pasa; no es vacío, porque las fotos que se oyen también se pueden leer. Hay textos, párrafos y palabras que resuenan en la imagen y se difunden en contenidos y causas.

Las fotografías son la expresión familiar de las cosas. Hay en ellas emociones, sensaciones que solo el ojo del artista impulsa a dilucidar. Los encuadres no se aprenden, son innatos al artista. Luego viene la sensibilidad observada, intuida, aprendida, para variar la imagen según velocidad y luz; son momentos de apertura como pétalos de amapola. También tendrá un tiempo y se le ofrecerá un espacio propio en la eterna profundidad de campo. Técnica que se aprende; parámetros que se ajustan para recrearlos en la imagen.

Con la fotografía los presentimientos ocurren, los sentidos se armonizan y los colores llenan los espacios. La fotografía es indomable, en un intento de congelarla ella traspasa el tiempo.

Las imágenes capturadas son anhelos de instantes con rigor de márgenes. Las imágenes te arrebatan los sentidos y te ambicionan las palabras.

Quijote


Y ahora el experimento de lo que el habla me permite decir, que por decir no basta. Es el momento para crear la magia. Encendamos el alambique y añadamos el agua; agua para la vida de ese alma robada. Por momentos aparecerá humo, pero no es un humo forzado, tampoco cortina de humo que oculta verdad, ni una señal o mensaje. El humo no mata, no es prisión, es un halo invisible, que no se disipa, que quedará primero disperso y luego se irá definiendo en figuras. El humo es origen.


Atalaya
Ese quijote que sale goloso y dormido, que sigue soñando con gigantes; pero no son ellos, es torre y no molinos. Ahora desaparece enfadado. Son huellas que deja, como diminutas pisadas en la dorada arena, tal vez un rastro insinuado para que le sigamos.



Torre incienso


Amarillo polvo que se espesa de nuevo en bruma; y lo que ves no es humo en los tejados, es nube. Una nube prisionera en la noche que se va deslizando entre la chimenea para pasarle adentro, para transformarse de nuevo en humo.



Chimeneas



Pero subamos por esta escalera que se despliega, tal vez para volver de nuevo a la torre y salir a su almena corrida. Esta vez subiremos aún más alto: a las estrellas.


Escalera de agua


Cogeremos esta vía láctea que nos enmarca la vista. Se ve perderse en el infinito hacia Orión, el cazador, tal vez para liberar a Andrómeda… pero no nos perdamos con él ahora, volvamos de nuevo.


Vía Láctea





Ahí viene el dragón verde envuelto en su propia lengua, viene encogido de brazos; tal vez porque el pobre ha cambiado el fuego por agua. Es un dragón acuático, un basilisco, que resopla gotas desde abajo ¿o es desde arriba?


Viento agua

Agua gota

Si seguimos arriba, volemos entonces agarrados a las aspas del molino que levanta el viento, que levanta niebla. Atrae también al humo ya ese pájaro que acopla su pico en el ala, que parece dormir. So pena que pueda estar herido, o ¿es que padece vergüenza de ave?


Cisne azul

Cisne

Pato feo azul procedente de la isla de los maoríes, el que se convertirá en un precioso cisne blanco que se mece en un azul de lago, o se transformará en una gaviota blanca en azul de cielo, o de océano…



Raíles mar


Escaleras también bajan al mar, al arrecife de las Sirenas, adentrándose en las profundidades, una invitación, ¡espera que bajo!


Abraza gato araña
 
Pero alguien me agarra por la espalda, tal vez para que no me caiga; parecen manos y me zarandean casi me arañan, y ahora me dicen que estoy soñando, no, ¡pero si es mi gato Simba! con sus ojos verdes, ahí está tumbado sobre las redes azules. Marino que es él que no hay malla que se le resista, ni pez en la orilla. 



Gato

Y ahora, para terminar, te invito a un helado por si algún humo se me ha subido a la cabeza.


Pincel 


Te ofrezco un cucurucho de nata o zarzamora para pasar estas noches calurosas de verano que hasta la luna se sonroja por el sopor. Esencia de Verbena para esas noches mágicas que producen espejismos en el aire y se dejan sentir en estas vibraciones que son ondas; ilusiones que se desesperezan, que evolucionan del humo a la imagen con sinfonías de colores y formas.


Luna tejados

Para darle fin a este encuentro y agradecerte mi paso por aquí (que ya ves qué a gusto me he quedado) Carmen, te dejo este humo que no es otro que “Sfumato”, aura gris que empieza a vibrar y no precisamente en rostro de Gioconda; y como imaginación no te falta, dime compañera, ¿en qué imagen se convertirá ahora este humo, esta curva? Y tú que le sigues ¿a buscarla le ayudas?


Sfumato

 
   

37 comentarios:

  1. ¡Hoy tengo como invitados a Eme y a José! Con sus palabras y sus imágenes nos conducen a un viaje mágico, de gran belleza. Muchísimas gracias, amigos. Un abrazo muy, muy fuerte.

    ResponderEliminar
  2. Hola Carmen, estamos encantados de formar parte de tu blog. Cuando me ofreciste esa oportunidad solo pensé en arte, como no, y me dije ¿y ahora qué puedo ofrecer? Llevo casi toda mi vida haciendo fotos. Actualmente esta vocación la comparto con mi pareja. La mayoría de las fotos del blog la había hecho con la intención de hablar de viajes, pero éstas estaban hechas entre confidencias, en momentos compartidos con Jose. No había todavía una entrada acorde para ellas, porque necesitaba esa chispa para encender la cerilla y que empezaran a sugerirme, como imágenes que son, que querían formar parte de la magia. Qué fueran capaces de hablar por sí mismas. Y entonces, como hijas de arte, empezaron a salir en tropel, sobre el fondo blanco y me contaron todas sus confidencias y les pregunté ¿pero ¿qué queréis? ¿acaso os estáis insinuando conmigo? siií me contestaron, queremos jugar con Carmen Pinedo, en sus páginas para engañarla, al fin y al cabo, es una niña grande que se asoma a las ventanas del arte sin miedo y abre las puertas de pintores y escritores lo mismo al amanecer que al ocaso. Quién mejor que ella para tirarse de cabeza por los balcones del ingenio. Pero, ¿sabéis? que no sois cuadros, ni relatos, ni poesía. No importa, me dijeron, somos igualmente trazos, somos esbozos, somos formas e imaginación, somos la íntima parte del comienzo. Y me convencieron, me sedujeron para estar aquí, y aquí estamos todos, todos ellas, Jose y yo, en familia. Gracias Carmen por dejarnos pasar. Y a todos los que os acerquéis, bienvenidos. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Yo sí que estoy encantada de teneros aquí, magos! Es una delicia. Gracias, muchas, muchas, enormes gracias.

      Eliminar
  3. Los vendedores de humo gozamos de mala prensa. Pero los regaladores de humo en galaxias, sublimes.
    El humo y la realidad, inaprehensibles por igual mientras alumbran lo perdurable.
    Las maravillosas estructuras disipativas de todo, que diría Prigogine.
    Felicidades Emerencia y Jose.
    Entradas de las que uno no quiere salirse nunca, como siempre, Carmen carminis.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En espera de que venga la maga Eme, te doy las gracias en su nombre, en el del mago José y en el mío, Zenón.
      Son curiosas las reflexiones de Prigogine acerca del tiempo. Creo que huronearé un poco entre sus obras.
      Saludos.

      Eliminar
    2. Gracias Zenon, un gusto ser "vendedora de humo" y creo que Prigogine, (no le conocía, por cierto), estaría de acuerdo que las imágenes son una ilusión, el equilibrio no entra a formar parte de ellas. Un saludo

      Eliminar
  4. Hola, Carmen. Eres tan maravillosamente auténtica. ¡No sabes cuánto te admiro!Por favor, no te enfades conmigo. ¿Sabes lo duro que es para mí ser como soy? Sin embargo, donde me muevo, sólo trato de ayudar en las medidas de mis posibilidades. No trato de "evangelizar" y lo que consigo son palabras de aprecio, como: Araceli, por favor, no te impliques tanto en política.
    CUANDO VEO Y LEO TU BLOG, ALGO ASÍ PARECIDO A LO QUE DEBE SER LA FELICIDAD, AFLORA EN MI ÁNIMO -depresivo por naturaleza-. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Pero si no estoy enfadada! Un día os contaré algo que hice mal, muy mal, cuando tenía dieciséis años. Sí, os lo contaré. Y otro día tal vez me anime a contar aquí qué tipo de respuesta intento dar a muchas cosas, aunque no se comprenda, aunque se malinterprete a menudo.
      Ni se te ocurra admirarme, Araceli.Tampoco es fácil ser como soy. A menudo pienso que, si en alguna ocasión acierto en algo, se lo debo a otros. Solo mis equivocaciones me pertenecen, pero es en ellas donde soy más auténtica.
      No estoy enfadada. ¡Cuando me enfado me convierto en una especie de Tyrannosaurus rex! ;)
      Un abrazo, Araceli.

      Eliminar
  5. Te robo esta frase: "Las fotografías son la expresión familiar de las cosas. " aunque te las robaría todas y las fotos hechas por Emerencia y José con ellas. ¡Magnífico post! Gracias por este regalo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se la robas a Eme: seguro que está encantada de dejarse robar. Menudo regalo tan bueno nos han hecho, ¿verdad?

      Eliminar
    2. ¡Precioso! La sensibilidad siempre toma a la realidad desprevenida. Gracias por esa hermosura.

      Eliminar
    3. Gracias, frase regalada, un abrazo Francisca

      Eliminar
    4. A ti Emerencia por la belleza que siempre nos viene como anillo al dedo. Un abrazo.

      Eliminar
  6. Entre música más que relajante, emocionante; poesía e imágenes tan sugerentes de principio a fin he saboreado vuestra entrada y me ha sabido a poco. Me quedaría con frases como ha hecho Detrasdelaestantería, con imágenes bellísimas como las que habéis mostrado y con la música de Chopin para escucharla en mis momentos de retiro y relax.¡Lástima que no sea posible!, pero os agradezco los minutos tan estupendos que me habéis proporcionado con vuestro trabajo. En estos tiempos tan convulsos y acelerados, hacer una pausa y exprimirla a tope es todo un regalazo para los sentidos y el espíritu.¿Para cuándo la próxima entrega?.
    Carmen, ahora que no nos escuchan/leen Emerencia y José, tú que tienes mano con ellos, anímales a que nos deleiten con otro proyecto, y digo esto sin olvidar que tú también nos has dejado hambrientos de arte. Un fuerte abrazo a los tres.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siento la tentación, no creas, de secuestraros a mis invitados y no dejaros salir de aquí. Imagina qué mala fama: "¡no vayas al blog de Carmen, que luego no deja que te vayas!". ¡Pero yo estaría encantada! Por cierto... ¿repites visita? Cuando quieras, ¿sí? Un abrazo gigante, Carmela.

      Eliminar
    2. Gracias Carmela por tu comentario. El incienso embriaga los momentos para que bailes en silencio al compás de un sonido. Un abrazo

      Eliminar
    3. Carmen, te diré algo a mi vuelta de Perú. Estoy impacientísima por conocer ese país. Emerencia, tus palabras son tan envolventes como el humo del incienso que aparece en las fotos. Ha sido un placer descubriros.

      Eliminar
  7. ¡Pero qué maravilla!! Todo huele a "Arte" por los cuatro costados, el blog de Carmen y sus invitados. La palabra, acariciando las imágenes y la música, han sido un relajante momento que me ha sabido a poco, me habéis embriagado con ese ambiente..tenéis que repetir.
    "Voy a mezclar las esencias más luminosas para que te huelan a colores" hay frases deliciosas para enmarcar.
    Carmen, Eme y José os doy la enhorabuena por conseguir esa dosis de belleza que hacen el mundo mejor.
    Un fuerte abrazo conjunto y muchos besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Xus, me alegra que te hayas anestesiado con este sfumato, con la energía vibrante de chopin y con nuestras imágenes y palabras. El arte embriaga como tu bien dices cuando se busca con pasión y se comparte con cariño. Se pone mucha ilusión para trascender, unir. Al fin al cabo, el arte es fusión. Un abrazo

      Eliminar
    2. Entro, furtiva, para llevarme mi abrazo y mi ración de besos, Xus. Y aquí te dejo besos, abrazos y el deseo de que tengas un feliz fin de semana.

      Eliminar
  8. Que maravilla de música, de fotos y de palabras. Esta mañana tras un duro trabajo fui al médico a buscar un rato de relax para mi alma. El médico me recetó un nada para mi corazón herido. Ahora después de intentar relajarme con un dulce sueño, estas palabras, fotos y la música de Chopín han conseguido que mi relax sea total. Es una maravilla. Eme, José y en tu casa Carmen me sienta ese relax que sólo he podido sentir en esta mañana. Desde hace unos días mi vida se está disipando como ese humo que a mi tanto daño me hace. Gracias por este momento tan maravilloso que estoy aquí y ahora pasando. Quizás cuando deje de leer, ver estas fotos y de escuchar esta melodía , vuelvan mis lágrimas a mis ojos, y no quisiera que fueran lágrimas de dolor sino de emoción. Gracias Amigos. Me habéis curado un poquito el alma. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En algunos momentos parece que la vida se disipe como humo y que todo se disuelva, pero a lo mejor es solo para adoptar nuevas formas y tomar cuerpo. A lo mejor hay que esperar, en silencio, a que todo se reorganice, o por el contrario cantar para crear el mundo que nos pueda acoger. No lo sé, Mari Carmen. No sé nada, pero me alegra que la magia de Eme y de Jose te haya abrazado. Yo también te abrazo ahora, fuerte, fuerte.

      Eliminar
    2. Gracias Mamen, el ahora pasa para convertirse en otro distinto, tiempo, para poder transformarse, solo tiempo para ver las cosas diferentes. Un abrazo

      Eliminar
  9. ¡Vaya dos que estáis hechas! Bueno, con José, tres. ¿Qué pasaría si me quedara a vivir aquí con vosotros en vuestros blogs? ¿Me adoptáis, por favor?
    ¿Sabes, Emerencia, que es la primera vez que me gusta el humo? A mí, me distrae hacer ese ejercicio de imaginación con las nubes. Yo siempre por los cielos, jajajaja.
    Es una gozada leeros.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Maria José, es un lujo estar aquí, prestada por unos días, pero como en casa, ya ves. Por mí no hay problemas en adoptarte, se lo preguntaremos a la propietaria a ver que dice. Qué maravilla, siempre una primera vez, y que hayamos sido nosotros. Yo llevo mucho tiempo enamorada del humo de sándalo. Siempre me inspira. Me quedo mirándolo y te hace las figuras más increíbles a capricho, jugando con las corrientes de aire, podría quedarme enganchada a él, sin saber lo que es el tedio. Lo de vivir en el cielo tampoco se estará tan mal que digamos jeje ya me gustaría tener esas alas. Un abrazo hija de Soria.

      Eliminar
    2. Bueno, Eme, seguramente Milano nos prestará de vez en cuando sus alas y nos enseñará a volar. ¡Besos!

      Eliminar
  10. ¡Hola Carmen! Qué acierto invitar a Eme y a Jose, estas imágenes son maravillosas, todas, y los textos...muero de amor.
    Me gustan todas todas pero me quedo con la primera y con las escaleras que van al mar, qué delicia.
    Un beso para todos y feliz finde.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Delicia, delicia, delicia.
      Besazos, Marigem. ¡Feliz fin de semana!

      Eliminar
    2. Gracias Gema, qué bien tenerte compartiendo momentos para morir de amor, siií, besos mil, feliz finde!!!

      Eliminar
  11. Bueno, bueno, bueno..., ¡qué bonitas fotos y qué bonitas frases, Ene, las que nos das en este post! Y tú, Carmen, qué estupenda idea tuviste al ceder espacio en tu magnífico blog a estos fotógrafos -¡y escritores!- tan excelentes como son Ene y José. Paso muchas veces, Eme, por tu blog y disfruto de las fotografías que allí colgáis. También, -tú lo sabes, Carmen-, me pierdo en el mejor sentido en este blog que me saca de la realidad elevándome a través del arte de los cuadros y de los textos. Hoy se han unido ambas experiencias, hoy he disfrutado aún un poquito más. Gracias a ambas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Como le decía a Carmela, yo os secuestraría a todos y no os dejaría salir de aquí, pero, claro, está feo ;) Una maravilla de entrada esta que nos han regalado Eme y Jose. ¡Grandes! Un abrazo y feliz fin de semana, Juan Carlos.

      Eliminar
    2. Hola Juan Carlos, te tengo abandonado, hay que recuperarte como sea, ya, ahora mismo como el humo, que voy... Gracias por tu comentario y por tus visitas de puntillas. Los blogs son como templos con las puertas abiertas, nunca sabes quién va mellando el escalón de la entrada; pero para eso están, para ofrecer espacios. Y este es un templo donde
      hay un banco muy grande, cabemos todos. Un abrazo

      Eliminar
  12. GRACIAS chicos, un placer ver algo que ya sabía y siempre se me olvida: la belleza es relativa y puede encontrarse en las cosas más cotidianas.
    Yo soy malísima haciendo fotos, y eso que ahora lo hace todo la cámara, o eso dicen. Lo cierto es que no. Jamás se me habría ocurrido hacer algo así y de una pequeña humareda lograr algo tan hermoso.
    Lo dicho, un placer y una alegría pues estoy rodeada de cosas sencillas y cotidianas, que de repetidas se podrían hacer cansinas, pero resulta que... ¡Estoy rodeada de cosas hermosas!

    Feliz domingo a todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Esto, esto!: "estoy rodeada de cosas sencillas y cotidianas, que de repetidas se podrían hacer cansinas, pero resulta que... ¡Estoy rodeada de cosas hermosas!".
      Harry, grande. Como el abrazo que te doy.

      Eliminar
    2. Gracias Harry, me alegro mucho que te haya descubierto esa esencia de sándalo, tan mágico como la carne de una sandía y la pulpa de la naranja. La sensibilidad para ver todo lo que te rodea, por lo general, es solo prestarle atención, no hay misterio. Un abrazo

      Eliminar
  13. Gracias Carmen, gracias Emerencia, es un placer poder leer y disfrutar de vuestros conocimientos, de vuestra magia para contar, expresar y adentrarme en mundos diferentes de mi realidad cotidiana.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué belleza de regalo nos han hecho Eme y Jose, ¿verdad? ¡Así da gusto!
      Un abrazo grandote, Esperanza Mar.

      Eliminar